El futuro / Die Zukunft

E 2013, 60 min., OmdU, Regie: Luis López Carrasco

Als Felipe González 1982 den Wahlsieg der Sozialisten und damit den Machtwechsel verkündete, hofften viele Spanier, nun endgültig die Diktatur überwunden zu haben und blickten einer besseren Zukunft im demokratischen Europa zuversichtlich entgegen. Dreißig Jahre später steckt Spanien in einer tiefen Krise. Von der Kritik gefeiert wirft El futuro ein Licht auf die tieferen Ursachen einer kollektiven Katastrophe und blickt kritisch und nicht ohne Nostalgie auf die Generation der 1980er.

Der Regisseur ist anwesend.

"Quiero hacer un llamamiento a todos los sectores de la vida nacional para que se sientan integrados y presten su apoyo participativo en la tarea común de consolidar definitivamente la democracia en España y superar la crisis económica .. Ningún ciudadano debe sentirse ajeno a la hermosa labor de modernización, de progreso y de solidaridad que hemos de realizar entre todos." Estas podrían ser las palabras del futuro presidente del Gobierno español que ganará las elecciones parlamentarias a finales de año – pero en realidad son del 1982, cuando Felipe González comunicó la victoria de los socialistas y el cambio del Gobierno. Para la mayoría de los españoles fueron momentos de esperanza y confianza en haber superado de una vez por todas la dictadura e ir hacia un futuro mejor en el seno de las naciones democráticas europeas. Es con ese discurso que el director de cine Luis López Carrasco empieza su mediometraje "El futuro", dejando bien claro que nada parece haber cambiado y que el sueño de un futuro mejor se ha hundido desde 2008 en la vorágine de la crisis económica.

Lo que sigue a continaución son escenas de una fiesta en la noche de la victoria electoral del 1982: gente joven con peinados y ropa de aquella época cuyas conversaciones se pierden en el ruido de la música de la Movida, imágenes de alcohol, cigarrillos, alegría e ingenuidad. Y luego ocurre… no ocurre nada, nada salvo una sucesión de instantes captados en 16mm que acaban en habitaciones vacías después de la fiesta. Sin embargo, esta película suscita tantas preguntas como ninguna otra centrada directamente en la crisis. Calificada con entusiasmo por parte de la crítica como "nuevo cine verdaderamente político” (El País) o simplemente como "film geniale” (Rapporto confidenziale), "El futuro” proyecta luz sobre las razones más profundas de un desastre colectivo: ¿Se debe verdaderamente la crisis a la nueva ley del suelo de 1998? ¿O tiene raíces más remotas y más profundas que van hasta los comienzos de la democracia misma, que no pudo salir completamente de sombras como la corrupción o el nepotismo de la dictadura? ¿La modernización, la perdida de la influencia de la Iglesia y la igualdad de género no contribuyeron acaso a hacer la vista gorda ante el hecho de que en muchos sectores de la sociedad seguía dominando la antigua élite? ¿Tal vez se había creído en el arrebato de alegría que con la victoria de los socialistas en 1982 la democracia había llegado sin más, mientras que en realidad uno tiene que aprenderla, como dice Antonio Muñoz Molina?

"El futuro" echa un vistazo crítico a la generación posfranquista sin condenarla de una manera simplificante, pues hay mucha nostalgia en las imágenes de hedonismo, de esperanza y de ingenuidad que se expresan en los frívolos textos de las canciones de la Movida. El futuro de ayer se ha perdido, hay que crear uno nuevo. Cuál podría ser, eso es algo que el público podrá discutir con el director mismo después de la proyección.

Do 23.04.

-

Fr 24.04.

-

Sa 25.04.

18:30

So 26.04.

-

Mo 27.04.

-

Di 28.04.

-

Mi 29.04.

-

2015